20 enero, 2014

El agua, la Alhambra y el Generalife

Mucho se ha hablado de la Alhambra....y del agua...

El agua... es la protagonista indiscutible de la vida. Lo saben bien los pueblos que habitan lugares donde hay escasez de este recurso. 

El agua era el elemento más preciado para los pueblos islámicos provenientes del desierto que llegaron a España. Por ello, concretamente en Granada (el último reino islámico en la Península Ibérica), continuaron la tradición hidráulica que habían dejado los romanos añadiendo nuevas técnicas de regadío que habían aprendido en Persia, Egipto y Siria.

Palacio del Partal, con una gran alberca central junto al pórtico. Es la construcción más antigua del conjunto de la Alhambra (principios del siglo XIV). Los jardines son modernos (siglo XX).

La ciudad de Granada es una ciudad maravillosa, llena de magia, cuya joya es el conjunto de la Alhambra y el Generalife, con Sierra Nevada a sus espaldas:

Vista de la Alhambra desde el mirador de San Nicolás

La ciudadela de la Alhambra es un conjunto monumental en el cual destacan la fortaleza de la Alcazaba y los Palacios Nazaríes.

 Sierra Nevada con las cumbres blancas y la Alhambra 

Se encuentra en una zona algo elevada de difícil acceso que domina la ciudad de Granada. A su vez está protegida por los altos picos de Sierra Nevada y bordeada por el río Darro, desde el cual se lleva el agua hasta los jardines.

Fue el fundador de la dinastía nazarí Al-Ahmar el que, en 1239, comenzó a edificar el conjunto de la Alhambra, aprovechando una antigua fortaleza existente de posible origen romano.

En este lugar se unen la arquitectura, el paisaje y las plantas para conformar un estilo muy particular de jardinería, el hispano-árabe o hispalo-islámico, en el que el agua, símbolo de vida y prosperidad, es un elemento imprescindible, que además une el exterior con el interior.

En los Palacios Nazaríes, que son la maravilla de este lugar, las paredes y los techos están decorados con preciosos motivos en los que no se representan más que figuras geométricas, escrituras o formas que simulan elementos vegetales:



Patio del Mexuar o del Cuarto Dorado

Mires a donde mires todo es hermoso:







Fue en el siglo XIV cuando el conjunto llegó a su máximo esplendor, con la construcción de los patios de Comares y de los Leones.

El Patio de Comares también es conocido como patio de la Alberca o de los Arrayanes (se refiere a los mirtos, Mirtus communis, que bordean la alberca llena de agua). 
La gran lámina de agua actúa de espejo en el que se duplica la arquitectura del edificio, tal y como vemos en las siguientes fotos:

Reflejo en el agua del muro sur.


Reflejo del muro norte.


Pero el patio más famoso es el Patio de los Leones. Pertenecía a una zona más privada del palacio y estaba rodeado por las habitaciones personales de la familia del sultán.



Su nombre se debe a esta fuente con doce leones. En ella confluyen cuatro canales que nacen en las habitaciones y que actúan como una metáfora de la idea del paraíso del Corán, que describe cuatro ríos (de miel, agua, leche y vino). El agua en la fuente central es símbolo de la vida eterna y la galería que rodea el patio evoca un oasis de palmeras, que quedan representadas por 124 columnas de alabastro, uniéndose así a la idea del paraíso sobre la tierra.


Estas imágenes son de 2013, una vez finalizada la restauración que se llevaba a cabo de los leones.



Sin embargo, la primera vez que visité la Alhambra fue en el año 2000, antes de que se restauraran los leones de la fuente. En las siguientes imágenes se puede ver cómo han cambiado el suelo cubierto de grava por losas de mármol, así como la mejoría en el estado de las estatuas con forma de león:





El trazado en cruz o jardín de crucero (dividido en cuatro partes) que se observa en el patio de los Leones, proviene de la influencia de los antiguos jardines persas, pero el concepto de patio ajardinado, con su columnata, pórtico y suelo pavimentado, provenía de la cultura romana, que también ha influenciado mucho a la cultura islámica. La unión de ambas cosas, junto con la omnipresencia del agua, ha dado lugar a estos espacios únicos en el mundo.





Tras la conquista de Granada en 1492, la Alhambra pasó a manos de los Reyes Católicos, que conservaron su estructura sin alterar. En 1527 el emperador Carlos V (nieto de los Reyes Católicos) hizo construir un palacio renacentista dentro del complejo, siendo también de la misma época el Patio de la Lindaraja, junto a las habitaciones del emperador:



Las vistas de Granada desde aquí, concretamente del barrio del Albaicín, son espectaculares:



El famoso mirador de San Nicolás, desde el que se toman las mejores fotos de la Alhambra.


Más fotos del patio de la Lindaraja:









Una vez fuera de los Palacios Nazaríes nos encontramos con jardines, todos ellos de épocas más recientes y con cierto aire italiano, que han ido ocupando una zona que en origen estaba destinada a huertas y pastos. Mis fotos son de invierno por lo que los jardines lucen menos que en otras épocas del año.















Mientras recorremos el camino que nos lleva hacia el Generalife, dejamos atrás jardinería de distintos estilos y épocas, generalmente de los siglos XIX y XX:









El Generalife es uno de los grandes tesoros de la jardinería universal y se encuentra junto a la Alhambra, en un punto más elevado desde el que se observan toda la ciudadela de la Alhambra y el barrio del Albaicin. El nombre es árabe y significa "la más noble y elevada de todas las huertas". Fue construido en una ladera como villa de descanso y retiro de verano para la familia real nazarí, a principios del siglo XIV.



Este jardín, siendo el máximo exponente de la jardinería hispano-árabe, auna las características de mayor importancia de este estilo, es decir, es un lugar en el que se celebran los sentidos. Se integran las espectaculares vistas de la Alhambra y Granada con la sensualidad que aporta el disfrute a través de los sentidos (los aromas de la vegetación, los sabores de los frutos, el rumor del agua y la visión de los espejos que crea el elemento líquido). 



Todo ello se consigue gracias a la Acequia Real, que trae el agua desde el río Darro, que se almacena en grandes aljibes y llega a los jardines a través de un acueducto.

El Patio de la Acequia es el más famoso. Para muchos supone la quintaesencia de un jardín hispano-islámico, con la omnipresencia del agua. El canal central es la Acequia Real y en tiempos de la dinastía nazarí carecía de los surtidores verticales que adornan el canal. Estos fueron instalados en el siglo XIX por los dueños italianos del Generalife, concordando más con los gustos románticos de la época que con la idea islámica por la cual el agua debía reflejar el cielo.



El patio está cerrado al exterior y solo se abre al paisaje mediante un mirador en el centro del lado occidental.















El otro patio famoso es el Patio del Ciprés de la Sultana. Pero este lugar ya no es hispano-islámico sino que es de tipo italiano. En él hay un gran ciprés, ya muerto, que alimenta la leyenda de que la esposa del último rey moro, Boabdil, y un noble de la familia de los Abencerrajes, se veían en secreto en el mismo patio.



El tronco del ciprés (Cupressus sempervirens).

Predominan las plantas aromáticas

Vistas de Granada

Patio del Ciprés de la Sultana


Los suelos son magníficos:



Según la bibliografía que he consultado, la estrella nazarí del conjunto es la Escalera del Agua, que comunicaba el Palacio del Generalife con un pequeño oratorio.
La escalera está dividida en tres tramos separados por glorietas con fuentes bajas, flanqueados por un murete que hace de pasamanos. Pero en los pasamanos hay canales por los que circula el agua de la Acequia Real. Toda la escalera está rodeada de laureles.

Aunque no he conseguido captar la magia de esta escalera, es una delicia de lugar:





Os dejo con algunas fotos del resto de patios y jardines, además de con las vistas de la Alhambra desde el Generalife.
Todo el conjunto es un lugar mágico, una joya de la antigüedad, una visita obligada para el que disfrute de la naturaleza, de los sentidos, de los jardines, de la historia...

Y aunque hay información de todo tipo sobre la Alhambra en la red, espero que os haya gustado este pequeño paseo.










Bibliografía:
Bojstad, A. "Jardines mágicos de España". Ediciones BLUME.

10 comentarios :

  1. Precioso post Lisa!! Me encanto el paseo!
    Este año quiero volver a visitar la Alhambra y Granada, por supuesto...me trae tan buenos recuerdos... realmente es un lugar mágico!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Yolanda!! ¡desde luego que hay que repetir la visita!! ¡me apunto entonces que vas para poder disfrutar de tus fotos cuando las compartas!!

      Eliminar
  2. Es preciosa, yo quiero volver a verla. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡La verdad es que sí Teresa! ¡muchos besos!

      Eliminar
  3. He tenido el privilegio de vivir en Granada los mejores años de mi vida, y de poder visitar la Alhambra casi a diario, que los residentes podíamos hacer además de forma gratuita. Y no te digo nada de los conciertos de música y danza en el Generalife. Qué bonitos recuerdos me has traído, Lisa, muchas gracias. Enhorabuena por tan bonito post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Xabi, Granada es una ciudad encantadora en la que se debe de vivir muy bien, y si encima podías visitar la Alhambra casi a diario no me extraña que fueran de los mejores años. ¡¡¡Un abrazo!!!

      Eliminar
  4. Lisa, this post was magnificent! I've only read a little about the Alhambra but after seeing your beautiful pictures, I want to learn more and maybe even visit this magical place someday. Thank you for sharing!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks Peter!! if you ever come to Spain visiting the Alhambra is a must. It´s a unique place but the city also is unique.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...