01 abril, 2015

El día que estuve en Marte

El domingo he estado en Marte...y había tillandsias.



Imaginaros llegar a un lugar donde no se ve ni un alma, no hay nadie...

Por fortuna hay una pista de tierra por la que un modesto cochecito puede circular, pero las piedras a veces saltan y golpean los bajos, así que hay que ir despacio y con cuidado. Estás solo, en medio de la inmensidad:

Y además circulas por el fondo de un valle en un día en el que la densa niebla oculta las altas montañas (aquí en Perú dirían "cerros"):


Aún no he llegado a donde quería ir...pero sería mejor tener un coche más alto y además hacia el fondo del valle hay mucha niebla. Sabiendo (gracias a las imágenes de Google maps) que esto es lo que me espera, pero con niebla y con un coche que no es todo terreno, me acobardé: 

 Así que no conseguí mi objetivo de ver estos cactus candelabro:

Yo me quedé donde está el punto número 1, mientras que mi objetivo era llegar como mínimo al punto número 2:

Sin embargo, a pesar de no haber conseguido llegar hasta los cactus candelabro (Browningia candelaris, que sólo existen en Perú y Chile y viven en condiciones de extrema sequedad) quedé muy impresionada con el paisaje.
Un paisaje lunar, marciano, sobre todo con los tonos rojizos predominantes. Sin vegetación, con enormes rocas, inhóspito...daba casi hasta miedo. ¡Qué lugar! ¡qué espectacularidad! ¡qué hostilidad!

Estuve en Marte sin salir de la Tierra...




Pero para añadir hostilidad a este paisaje, debo decir que discurrimos por el fondo de un valle o quebrada, que está seco. Pero el cauce tiene entre 5 y 10 m de ancho (vamos, que no es un simple arroyo...por ahí, cuando pasa agua, que posiblemente sea cada muchísimos años y por eventos de lluvias extremas causadas por El Niño, pasa mucha agua).

Aquí están depositados el lodo y las rocas de un antiguo huaico (es el nombre que se utiliza en Perú para referirse a aluviones y deslizamientos de lodo, agua y rocas que arrasan con todo lo que encuentran a su paso). El día 23 de marzo ha habido uno no muy lejos de este lugar, en Chosica, cuyas imágenes y vídeos son espeluznantes (en concreto hay un vídeo en el que se ve una lengua de lodo y piedras de 4 metros o más de alto doblar como a un chicle una farola de una calle, pero no logro encontrarlo). El cono de deyección que hay en una de las últimas fotos del post sobre Antioquía es también el resultado de un gran huaico.
En esta foto no hay nada que nos permita hacernos una idea de la escala, pero los terraplenes que se ven tienen al menos un par de metros de altura.

Empezamos a ver plantas:

Parece que el agua ha arrastrado un montón de latas hasta este cactus:


Sé poco de cactus y me resulta muy difícil identificar algunas especies de estos lugares (hay bastantes especies que me parecen parecidas, hay endemismos en muchos de los valles que cruzan los Andes y no tengo casi información sobre las especies que hay en Perú, solo lo que soy capaz de encontrar rebuscando mucho en internet). Es por eso que no me atrevo a identificar estos cactus rotundamente. Aún así creo que estos pueden ser Haageocereus pseudomelanostele:




Bajemos al cauce seco ¡hay otras plantas!


Parece increíble en un lugar así, pero sí...y encima tienen flores:

Una compuesta (Asteraceae):

Otras flores mucho menos vistosas:

Volvemos al paisaje inhóspito y con cactus:

Otra cosa que me interesa muchísimo, pero de la que sé menos, es la geología...esta roca, no sé si metamórfica o ígnea, tiene multitud de colores...pero destaca el verde. No sé qué será pero había rocas verdes oliva por todas partes:

De nuevo, lo que creo que es Haageocereus pseudomelanostele, con su fruto:


¿Haageocereus pseudomelanostele carminiflorus? la especie tipo tiene la flor blanca y esta, aunque aún no ha abierto (no encontré ninguna abierta, casi lloro...) parece que va a ser rojiza:

Embelesa ver el contraste entre los brotes nuevos y los brazos viejos huecos pero aún llenos de espinas:



¡Qué paisaje!


¿Veis esa lengua de tierra y rocas rojizas? solo se me ocurre que pueda ser un antiguo huaico (deslizamiento de lodo y rocas)...
Marte...

Una vez de regreso, pero dentro del mismo valle, me doy cuenta de que hay pompones polvorientos sobre el suelo...¡¡¡son tillandsias!!!



Pero estas son distintas de las que os mostré la última vez, también creciendo solas en mitad del desierto. Aquí hay muchas especies juntas, en un lugar que me parece aún más inhóspito. Estas plantas no dejan de maravillarme. No sólo viven en un lugar muy difícil sino que son bonitas. Por desgracia no sé de qué especies se trata, solo alcanzo a suponer algunas.





Un detalle en macro de sus hojas, con los tricomas o escamas que captan la humedad y nutrientes (estas plantas carecen de raíces y viven sobre el suelo del desierto):

La vara floral también está cubierta de esas células especializadas:

Está mezclada con lo que creo que podría ser Tillandsia landbeckii (¿o será Tillandsia capillaris?)




Detalle en macro de esta última:

Las empinadas laderas de los cerros también se han cubierto en esta zona con tillandsias:

¡Pero veo más especies! Una de mucho mayor tamaño que no sé qué es (¿quizás otra forma de Tillandsia latifolia, ya que dicen que es una especie muy variable?):


Y a sus pies lo que creo que puede ser Tillandsia paleacea:


Tillandsia paleacea, creo:


A lo lejos más cactus...

Este es un país sin ley y la gente hace casas y lotes de tierra donde sea. Por ejemplo, en el lugar que acabamos de visitar, conocido como Quebrada Tinajas, cerca de la ciudad de Lima, están ocupando, y por tanto destruirán, el hábitat de estas preciosas plantas (tanto tillandsias como cactus, algunos que se encuentran sólo en esta zona). Lo peor de todo es que se instalan en lugares donde algún año habrá un gran huaico (aluvión, deslizamiento) y luego se lamentarán por las pérdidas humanas o materiales.

En fin...un lugar que a pesar de lo inhóspito, lo hostil, me parece maravilloso. Volví emocionada y con la sensación de haber estado en otro planeta, en otro mundo.

16 comentarios :

  1. Wow, you are right, the scape looks otherworldly, lunar or as you've said like from Mars but with some life. And it looks spectacular in its own way. And I wonder what the story is behind all those washed up cans, hmmmm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. It would be interesting to know their story, yes, hehehe. Too bad we´ll never know...

      Eliminar
  2. Un paisaje asombroso, Lisa. Parece mentira que en una tierra tan seca puedan desarrollarse plantas tan extraordinarias. Perú debe ser un país de grandes contrastes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, es increíble! la vida se abre camino pase lo que pase... Tú lo has dicho ¡es un país de tremendos contrastes! :)

      Eliminar
  3. Impresionante... y ¡qué miedo! :) quiero pensar que aunque hablas en singular no haces esas "excursiones" sola. Increíble también ver cómo esas plantas se mimetizan con el paisaje. Por cierto, el cactus que comentas es posible que tenga la flor blanca, como dices tú. Aunque ahora veas ese tono rojizo, creo que no tiene nada que ver, al menos en la Opuntia es así. Es decir, que seguramente que la has identificado bien.
    Si disfrutas de vacaciones, que lo pases muy bien!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias María José! sí, a mi también me daba miedo...pero no, no he ido sola, he ido con mi novio, que es peruando y por eso he venido a Perú. Si no habría sido imposible que yo fuera hasta allí sola. Qué pena no haber pillado las flores abiertas...pero bueno, uno no puede tener todo. Así habría salido de dudas con el color de la flor :).
      ¡¡Muchas gracias, espero que tu también lo pases muy bien!! :)

      Eliminar
  4. I know a lot of people would think this is hell on earth, but like you, I'm completely enthralled by this kind of landscape. It's almost like a spiritual experience. Phenomenal photos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes!! an spiritual experience :). Although I also love green landscapes!!! but I suppose this kind of dry landscapes make a bigger impact as they look so harsh. I love it! Thank you Gerhard!

      Eliminar
  5. Lisa, todos los paisajes tienen algo especial. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Teresa :) Gracias. Muchos besos.

      Eliminar
  6. Wow, your travels do not disappoint! So many interesting things.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks!! I just went back today and saw interesting things!!! I think you will like the spikes I've seen...I´ll post them soon.

      Eliminar
  7. ¡Lisa exploradora! La verdad es que estos sitios sobrecogen, ¿verdad?... imagínate esas lenguas de tierra avanzando, tiene que dar pavor. Un lugar maravilloso, y como siempre un placer descubrirlo de tu mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, debe dar pavor...yo iba medio asustada sabiendo que esa misma semana había habido lenguas de tierra de esas arrasando con todo en el valle de un río que es paralelo a este. Gracias por tus palabras José :)

      Eliminar
  8. No es necesario salir de lima para encontrar paisajes similares a este. En La Molina hay varios cerros que tienen casi la misma flora (haageocereus, tillandsia) y fauna como geckos y la verdad tambien se puede apreciar el bello paisaje que no ha sido intervenido por el hombre. Incluso he trasplantado algunas de esas plantas en mi jardin y han llegado a crecer y botar flores.También hay algunos cauces de quebradas que cuando llovizna en invierno bajan con agua y lodo pero es en cantidades mínimas y no afectan aunque si algún día lloviese, si podrian causar estragos. Muy bonito su artículo y realmente creo que debemos preservar estos lugares naturales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis. Cuando vuelva a ver si veo esos lugares de La Molina que mencionas. Desde luego hay que preservarlos, son una joya :). Gracias y un saludo.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...