08 mayo, 2015

El triste destino del abejorro chileno

Gracias a Fernando Ruz y su interesantísimo blog de jardines, pude leer el ejemplar de marzo de una revista chilena plagada de imágenes impactantes, paisajes preciosos e información valiosa acerca de la naturaleza del país sudamericano. Esa revista es Chile Indómito.






Fernando es chileno pero vive en Inglaterra, donde se dedica al mundo de la jardinería. Eso hace que tenga una sensibilidad especial, no solo por el oficio de la horticultura y el conocimiento de las plantas, sino también por la naturaleza, especialmente esa tan hermosa que viste su país de origen.

¿Y por qué os cuento todo esto?

Pues porque en el año 2007 tuve la oportunidad de visitar la Patagonia chilena gracias a amigos de mis padres. En ese maravilloso viaje pude descubrir paisajes de insuperable belleza, pero hubo un pequeño habitante que se quedó grabado en mi mente. ¡Era el abejorro chileno!


Yo, cariñosamente, le llamé "albóndiga voladora", porque el tamaño que tiene ¡para mi era impensable! Estoy acostumbrada a los abejorros que he visto toda mi vida en España, que no son pequeños...pero estos eran ¡dos o tres veces más grandes! y volaban de una manera muy graciosa. Y es que se trata de una de las especies de abejas más grandes y australes del mundo.

Los otros nombres que el abejorro chileno (Bombus dahlbomii) recibe en su país son varios (información tomada de Chile Indómito): moscardón, don Basilio, gigante de la Patagonia, laucha voladora y diullín (de la lengua mapuche).

Por aquel entonces no sabía nada de fotografía así que las imágenes no son las mejores, pero al leer el artículo dedicado a este insecto en la revista "Chile Indómito" me alegré de haber conseguido hacer alguna.

En este precioso paisaje de Camino de Exploradores es donde yo me encontraba cuando conseguí fotografiar a nuestro simpático amigo:




Es una zona bañada por ríos y lagos que obtienen su agua de los glaciares existentes en las cumbres de las montañas que están justo encima. El lugar parece pertenecer a un mundo no descubierto por el ser humano, cubierto de nieblas y regado de cascadas que caen directamente desde las cumbres nevadas a los cauces.


Según el artículo de la revista, el abejorro chileno se encuentra en grave riesgo de extinción, e irónicamente, esto es debido a la proliferación del abejorro europeo en Chile. A finales de 1982 se introdujo una especie de abejorro europeo (Bombus ruderatus) para polinizar el trébol rosado en el sur de Chile. No logró una gran dispersión y no supuso una amenaza para su congénere. Sin embargo en 1997 se probó con una especie europea de cola peluda (Bombus terrestris) para polinizar tomates en invernaderos, que sí acabaría causando problemas al chileno y compitiendo con él por los recursos.

Pero lo peor no ha sido la competencia, sino el aporte de parásitos frente a los que el abejorro chileno no tiene inmunidad. Esto ha diezmado sus poblaciones y actualmente ya ha desaparecido del 90% de su distribución histórica, como cita la revista. En un estudio de investigación liderado por Schmid-Hempel, publicado en enero de 2014, se confirmó la presencia de dos parásitos intestinales, de los cuales, uno (Crithidia bombi) se habría vuelto muy virulento para el abejorro chileno. Además nuevos estudios hablan de hasta 6 parásitos exóticos que se ceban con Bombus dahlbomii
Aquí vemos un abejorro chileno buscando néctar en un lupino: 
Esta noticia me parece muy triste, y me afecta porque he visto a este precioso animal. Sin embargo es algo que se repite por todo el planeta, dentro de lo que se discute sobre si se trata de la sexta extinción masiva, que podríamos estar experimentando en la actualidad.

Según Chile Indómito, estas son las tristes palabras del experto mundial en ecología de abejorros, Dave Goulson: "tristemente la suerte para Bombus dahlbomii ya está echada y es muy poco lo que podemos hacer al respecto. La especie podría estar extinta de los ambientes naturales de Chile en menos de 5 o 6 años. Nuestra última esperanza es que el abejorro gigante de la Patagonia desarrolle algún tipo de resistencia a los parásitos, antes de que todos desaparezcan".

Como me consta que la mayoría de los mortales de otros países no nos enteramos de cosas así, he querido compartirlo aquí para quien le interese, y así rendir un merecido homenaje a este insecto, sin olvidar lo importantes que son los polinizadores para los seres humanos.

Por último os dejo el enlace a la página web de la publicación chilena y al post de Fernando Ruz, en los que se puede disfrutar del artículo on line. Recomiendo su lectura si estáis interesados en saber más acerca de este simpático abejorro, cómo diferenciarlo de los otros y ver preciosas imágenes del mismo y sus competidores foráneos. 


6 comentarios :

  1. Qué pena que se pierda esa especie de insecto. Es muy desesperanzador ver el resultado de tanta manipulación.
    Gracias por compartir, Lisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Mónica! sí, es una pena pero es algo que ya parece inevitable en muchos casos. El lince ibérico mismo, le quedan dos telediarios a pesar de los esfuerzos que se hacen.

      Eliminar
  2. Esperemos que consigan sobrevivir. Besos Lisa las fotos están preciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Teresa. Ojalá... ¡Besos!

      Eliminar
  3. Sad to hear about the potential fate of this most fascinating bumblebee. I hope it survives and continue to thrive instead.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...