14 septiembre, 2015

Viaje a Canta (2ª parte: Obrajillo)

Continuando con ese viaje de fin de semana por la sierra limeña, en Perú, llegamos hasta Obrajillo. Es una pequeña población que está a orillas del río Chillón, a una altitud de 2714 metros sobre el nivel del mar aproximadamente. Aquí ya hay más vegetación, el suelo está totalmente cubierto, no como en la entrada anterior.

El pueblo está a escasos 3 kilómetros de Canta. En el primer mapa vemos que en este post del blog estamos donde marca el punto número 2 y en el segundo mapa he hecho un acercamiento donde se ve el pueblo de Canta, que es más grande, y al lado el de Obrajillo:


En la sierra peruana se cría bastante trucha arcoíris (especie alóctona, es decir, que ha sido introducida desde otros lugares, concretamente de Estados Unidos). Hay muchas piscifactorías al lado de los ríos y en los pueblos te sirven trucha frita. Al parecer, muchos de los peces autóctonos en la zona de sierra son más difíciles de comer porque tienen muchas espinas, lo que ha favorecido la cría y consumo de trucha. Sin embargo la trucha, aunque se ha adaptado de maravilla, ejerce una importante presión para las especies autóctonas en el ecosistema. Aquí podemos ver un artículo en un periódico peruano que explica cómo llegó este animal a Perú. En España hay varias piscifactorías de trucha, pero la que mejor conozco es la de la ETSI de Montes en Madrid, donde yo estudié. En la foto vemos una pequeña piscifactoría de Obrajillo:


Cuando uno camina por los alrededores, a lo largo de las pistas de tierra que van de un poblado a otro, pasa junto a muros de piedra que delimitan propiedades y que están, casi siempre, cubiertos con cactus (también hay musgo). 

Los muros o cercas, que se tornan hostiles con tanta espina, se engalanan y suavizan con las hermosas flores de las chumberas (Opuntia ficus-indica):

Desafortunadamente no sé a qué especies pertenecen estos cactus (¿serán Cereus spp., Trichocereus spp.?)

Los ágaves bordean los caminos:


Y adquieren protagonismo en los primeros planos del paisaje:

Pero como siempre, hay más cosas interesantes. Las tillandsias siempre están por todas partes... esta vez vemos como salen pequeños hijos de las varas florales:


Furcraea spp.

Esto creo que puede ser alguna especie arbustiva de Calceolaria spp. Pero realmente no tengo mucha idea...

Otra flor amarilla, que parece algún tipo de compuesta (¿será Senecio spp.?):


Parece que en la época del año en la que fui (principios de octubre) domina el amarillo entre las flores:
Salpicadas por todas partes hay flores de huaranhuay (Tecoma sambucifolia), que es un arbusto o pequeño árbol de 1 a 3 m:



Este cactus es un espectáculo ¿no os parece? me hace pensar en los tubos de un órgano dentro de una catedral:


El paisaje es misterioso cuando comienza la puesta del sol:



¿Colores irreales? la foto no está retocada...

El elemento arbóreo dominante es el eucalipto (Eucaliptus globulus), originario de Australia:

Los cactus están adornados con tillandsias y en su base vemos pequeñas plantas crasas del género Peperomia, muy utilizado como planta de interior en Europa.

Aquí vemos de cerca las tillandsias y las peperomias (que parecen palos rodeados con anillos de hojas carnosas. Seguramente se trate de Peperomia galioides):

Estuvimos caminando y nos encontramos con este atardecer, que en las fotos pierde respecto a lo que se veía en realidad. Lo recuerdo como uno de los atardeceres más bonitos que he visto allí, con unas laderas imponentes y varios pueblecitos enclavados a diferentes alturas:



Al final llegamos a Obrajillo de noche y dormimos allí para seguir viendo cosas al día siguiente:

Pero tengo fotos también del mes de diciembre, cuando ya es época de lluvias y todo está verde y mojado, con un aspecto algo diferente:



En esta época vemos algunos cactus con flores enormes:


Y otro tipo de plantas (¿alguna bulbosa?)


El musgo reverdece y las nieblas ocultan el paisaje haciéndolo aún más misterioso. Es un lugar muy bonito y realmente me encantaría que me pillase más cerca de mi casa para poder ir a menudo.

16 comentarios :

  1. Que bonito Lisa, los cactus son impresionantes. Un besin y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :). ¡Buena semana y otro besín!

      Eliminar
  2. Such beautiful sceneries you've shared as always Lisa!

    ResponderEliminar
  3. Oh those Agaves! And Agaves with Tillandsia, fabulous. Oh and I wish, instead of my wooden fence, that I had stone walls topped with cactus surrounding my back garden...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I think th stone walls with cactus would look awesome in your garden!

      Eliminar
  4. Además de la belleza del paisaje me llama la atención lo pintoresco del pueblecito. Unas fotos preciosas, Lisa, qué suerte poder disfrutar de ese entorno.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Mónica! sí que era pintoresco, sí... :) ¡Otro abrazo!

      Eliminar
  5. Preciosas fotos, descubririas muchas hojas en ese viaje. Se te ve integrada poncho y todo, solo te falta el sombrero sarakof de aventurara total jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, esque hacía mucho frío y veníamos de la costa donde hacía mucho calor. Tendré que comprarme ese sombrero, jejeje :).

      Eliminar
  6. Que buena suerte encontrar este blog! A mi me encantan las plantas y bueno, me fascina toda la naturaleza. Y para mi, ese blog es una manera muy agradable de practicar el español! Que lindos paisajes - me hizo recordar un poco del tiempo que estuve en Argentina - los cactus, agaves, montañas...todo lindo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Heather! muchas gracias :). ¡Me alegro de que te guste y de conocerte! tu español parece muy bueno. No he estado en Argentina pero me encantaría conocerlo, debe ser precioso. Y como bien dices, parecido a Perú en cuanto a los cactus, agaves y montañas. ¡Un saludo!

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...