27 febrero, 2014

El Palacio de Viana (Córdoba)

En mayo del 2013, cuando visité los patios de Córdoba (podéis ver los posts aquí), también visité el Palacio de Viana.


El Palacio de Viana es una casa palaciega conocida antiguamente como Palacio de las Rejas de Don Gome (uno de sus primeros propietarios). Alberga la mejor colección de patios cordobeses, por lo que fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1981 y Jardín Histórico Artístico en 1983.

Desde el siglo XV hasta finales del XX, este palacio ha sido propiedad de 18 personas diferentes, todas ellas pertenecientes a familias nobiliarias.

Actualmente ocupa 6500 metros cuadrados, siendo más de la mitad de esta extensión, patios y jardines. La disposición es irregular, consecuencia de continuas ampliaciones y reformas llevadas a cabo a lo largo de sus cinco siglos de historia por los sucesivos dueños.

A lo largo del recorrido por las zonas ajardinadas de este palacio, nos encontramos con 13 patios. Vamos a ir viéndolos uno a uno:

Empezamos por la entrada con el Patio de Recibo, cuya configuración es del s. XVI, de la época del II señor de Villaseca. Transformó la casa medieval en mansión renacentista para mostrar el estatus socioeconómico de la familia, y así lo demostró con este patio:



En el destacan, además del precioso suelo empedrado y la arquitectura, una palmera datilera (Phoenix dactylifera) en el centro, los acantos (Acanthus mollis) y las trepadoras que cubren las paredes (buganvillas y rosales de banks).









El siguiente es el Patio de los Gatos, que se mantuvo como patio separado del resto del palacio durante años, ya que las estancias que lo rodean se mantenían como casas de alquiler. Esto hace que sea el patio de vecinos documentado más antiguo de Córdoba. Pasó a ser patio de servicio más tarde.







El Patio de los Naranjos fue el que más me gustó. Este patio es parte del recinto original del palacio, antes de todas las reformas y extensiones que se hicieron. Era, por ello, el patio de entrada al palacio antes de que existiera el Patio de Recibo. Recuerda a los jardines hispano-musulmanes por su ambiente íntimo, el protagonismo del agua y el uso de frutales como los centenares naranjos que lo adornan:















El Patio de Las Rejas fue realizado en el siglo XVII, por el III señor de Villaseca, con la intención de exhibir el prestigio y el poder de los dueños. Por eso se abre al exterior a través de tres grandes rejas manieristas, que desgraciadamente, no fotografié adecuadamente. Parece que el patio es símbolo del Palacio de Viana y, además de las rejas, destacan los frutales en espaldera que cubren la pared.




Si os fijáis, en la ventana se ve reflejada una de las grandes rejas que muestran el patio a la calle:






Tremendo ejemplar de Roldana petasitis...






Patio de la Madama: pequeño e íntimo, realizado en la reforma del siglo XVIII, de corte clásico. Pero fue a principios del s. XX cuando se pusieron los cipreses que rodean la fuente.



El Patio de Las Columnas es el más reciente, de los años 80 del s. XX. Fue construido como espacio para eventos y celebraciones. Destaca el estanque central, de inspiración nazarí y el arrayán (Myrtus communis), tan abundante en Sierra Morena.











El Jardín: realizado a principios del s. XIX ya que el VII marqués de Villaseca quería que el palacio tuviera un jardín, siguiendo la moda de otros nobles de la época.











Patio de La Alberca. Este patio, junto a los dos siguientes (el del Pozo y el de los Jardineros) era parte de la zona de servicio de la casa de los Torres Cabrera, anexionada a Viana en el s. XIX.





El Patio del Pozo: este pozo histórico toma su agua del arroyo Colodro, que fluye de manera subterránea.














El Patio de los Jardineros, donde se guarda el equipo de trabajo de los jardineros:








El Patio de la Capilla, con una configuración del s. XVII, pero se incorporó a Viana en el s. XIX. Recibe su nombre por la existencia de una pequeña capilla anexa.











Llegamos al penúltimo patio, el Patio del Archivo: del s. XVIII y ejemplo del barroco cordobés más sobrio.





Y al último, el Patio de la Cancela, que fue patio de entrada a la casa de los Torres Cabrera, hasta que la propiedad fue anexionada a Viana en el s. XIX.















En el post quizás se hace un poco largo, pero la visita en persona es muy agradable, espero que os guste. ¡Un saludo!

Fuente: folleto informativo de los Patios de Viana.

8 comentarios :

  1. This is a beautiful and inspiring place Lisa. And you're giving us plenty of reasons why we should visit Spain again soon (and lots of choices where in your beautiful country too!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks!! even if I sometimes complain, there are many historic, and some new, gardens in Spain to visit and enjoy. You should definitely come as it is not to far away from London :)

      Eliminar
  2. Qué bonita Córdoba en primavera, dan ganas de volver pronto. Me acuerdo perfectamente del patio empedrado de la Phoenix dactylifera... algo único!
    Gracias por el paseo, Lisa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Sí!!! ¡es un patio precioso! :). ¡Gracias José Manuel!

      Eliminar
  3. Es precioso Lisa, que pena que no lo vi. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Teresa!! ¡¡¡aún estás a tiempo!!!

      Eliminar
  4. Oh Lisa - thanks for the beautiful tour! I love the mosaic work, and the use of tile throughout the garden. I have always wanted to visit Cordoba, and Spain in general, for that matter. On my bucket list it goes.... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Your welcome Anna!!! I'm glad you liked it :) Cordoba is a beautiful little city!! I was surprised by its beauty when I visited it. You definitely should come :)

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...